Arte y ciencia + tecnología

Por Anika Sancho

La tecnología digital ha marcado una transformación profunda en nuestro tipo de sociedad. Los ordenadores están presentes en múltiples aspectos de nuestras vidas. Desde nuestros sistemas de comunicación hasta nuestros sistemas financieros, nuestras redes y lo más importante en nuestra esfera de relaciones humanas.

Asistimos, pues, a un cambio progresivo de tipo de sociedad, pasando de un modelo basado en el intercambio de bienes industriales y servicios a un nuevo tipo de sociedad tecnológica, basada en el intercambio de información. Esta transformación también se hace evidente en el mundo del arte y de la cultura.

Los ordenadores sin la humanidad carecerían de sentido. Los ordenadores no piensan, sólo siguen nuestras órdenes. Tampoco sienten pero pueden ayudar a expresar nuestras emociones. “Son, efectivamente el espejo psicológico donde nos contemplamos”1

Anteriormente lo que predominaba era una cultura unificada, un yo unificado, una mente también unificada y una unidad del tiempo y el espacio. Ahora es lo contrario: muchos yoes, muchas presencias, muchos emplazamientos, muchos niveles de conciencia. “Las muchas realidades en las que habitamos – material, virtual y espiritual, por ejemplo- van acompañadas de nuestra sensación de estar presentes simultáneamente en muchos mundos”2 Llegamos a pensar que el ordenador es una extensión de la mente y del cuerpo humano. Se ha convertido en una pieza crucial de nuestra realidad y un componente necesario para navegar en el complejo entramado de nuestra vida moderna. “ Y como la máquina habita en nuestro mundo físico, nos interesa habitar en el mundo sintético, virtual de la máquina”3

Si hablamos de arte digital, hablamos de arte, ciencia y tecnología. Las raíces del arte digital se encuentran en las matemáticas y en la informática. La producción digital puede utilizar las posibilidades del ordenador o de Internet adquiriendo un resultado que no sería alcanzable con otros medios. El arte digital es un medio mecanizado cuyo potencial parece ilimitado. Una máquina mecánica repite mecánicamente la misma función. Pero la virtualidad del ordenador hace que tanto sus códigos como sus funciones sean infinitas.

A mediados del siglo xx entramos en la era de la información, aparecen los datos visuales intangibles pero que podían interpretarse de formas impactantes. Al mismo tiempo empezaba a cuestionarse el propio carácter físico del arte. El movimiento del arte conceptual de la década de 1960, por ejemplo resaltaba la importancia de la idea o concepto sobre la manifestación física de la obra de arte. Esa orientación artística se alineó con la ciencia de la era de la información y aparece el ordenador como una máquina pensante. El hecho de que alcance sus resultados de una forma que no podemos observar físicamente le aporta un carácter aún más misterioso. Llegamos a tener la sensación de que la máquina tiene alma y es capaz de decidir su propio destino y, quizá, también el nuestro.

Hay un desarrollo hiperacelerado de estos nuevos medios y de sus capacidades expresivas. Como el escritor y comisario de arte George Fifield expresa: “La capacidad de los artistas para reemplazar y combinar sin esfuerzo imágenes, filtros y colores en la memoria carente de fricción y gravedad de un ordenador, les da una libertad en el proceso de creación de imágenes jamás imaginada”4 Los artistas exploran con estos nuevos medios tecnológicos para investigar las capacidades estéticas de lenguajes como la interacción o materias como el código informático, que cuestionan principios fundamentales del arte y de sus instituciones. Desarrollan dispositivos que facilitan la participación y la acción colectiva. El lenguaje entre el arte y la sociedad ha cambiado.

El uso de la informática en el arte nos ha permitido crear dos realidades la real y la virtual. “El mundo digital que va mucho más allá de la noción de lo no lineal, introducida por el cubismo, se está convirtiendo en una nueva realidad para la que hay que elaborar un nuevo lenguaje crítico y estético.”5 Se han abierto perspectivas de realidad radicalmente nuevas y distintas. Los artistas rompen la relación con ese mundo objetivo y las formas tradicionales de la imaginería figurativa y exploraran los conceptos abstractos que supone una imaginería muy diferente.

El ordenador se convierte en la herramienta básica para el desarrollo del arte digital. Todas las artes contemporáneas que implican el uso de tecnología lo utilizan. El mundo del ordenador ha hecho que el arte acabado e inalterable se convierta en una cosa del pasado. La digitalización ha liberado a la fotografía por ejemplo, del carácter documental de su naturaleza. Con la fotografía digital dejamos de entender la fotografía como un modelo de realismo. Desde su invención, la fotografía tenía total credibilidad como testimonio incuestionable de la realidad debido al funcionamiento del dispositivo de captura. Posteriormente, la manera de registrar la realidad se ha considerado un posicionamiento ideológico, que nada tiene que ver con el carácter neutral y objetivo de su funcionamiento. “El artista empieza a sembrar dudas, destruir certezas, aniquilar convicciones para, a partir del caos, edificar una sensibilidad y un pensamiento nuevos”6

Las nuevas tecnologías digitales tienen la capacidad de convertir lo real e intervenir sobre el registro de la imagen, hasta el punto de manipular y distorsionar las imágenes sin perder el realismo fotográfico con el que fueron captadas. La tecnología digital vuelve a la imagen infinitamente maleable. Cada elemento de esa imagen puede modificarse y transformarse. Sin duda esto abre un abanico de posibilidades de experimentación que están ligadas al desarrollo de las tecnologías y la comunicación. Cuando transferimos una imagen en lenguaje digital al ordenador, se convierte en información. La obra es más dinámica que nunca.

La digitalización elimina el concepto de fotografía igual a realidad. Lo real y lo virtual se mezclan dando lugar a un nuevo tipo de imagen híbrida para definir las nuevas creaciones pseudos-fotográficas. Los programas de manipulación de la imagen son protagonistas en esta etapa, así como el retoque fotográfico, la fusión de imágenes… Con la fotografía digital tenemos la capacidad de crear una realidad mixta, combinando nuestro entorno real con el virtual. A diferencia de la realidad virtual, que sustituye el mundo físico, la realidad mixta se propone mezclar objetos y personajes generados por el ordenador con el mundo real. Las fronteras entre la realidad virtual y la física, (así como también entre la vida biológica y la vida artificial) se desdibujan. “Una vez más, las nuevas formas de experiencia creativa pusieron en tela de juicio la interpretación fundamental de la realidad”7

Todos los fotógrafos de las nuevas generaciones utilizan el ordenador como herramienta ya sea como soporte o al servicio del desarrollo de una idea. También como medio de investigación que nos lleva a sensibilidades nuevas. “Los ordenadores, como las cámaras, se han revelado también como dispositivos tecnológicos productores de sentido. Es más: se han convertido en prótesis de nuestras capacidades de mirar y pensar”8 La nueva generación de fotógrafos ha desarrollado una capacidad que se ha denominado sincrética (fusión y asimilación de elementos diferentes) para crear analogías entre lo contradictorio.

Los ordenadores, los móviles, el correo electrónico… nos han permitido penetrar en un espacio de información que dota de una gran potencia. A través de la pantalla entramos en una comunidad virtual que se ha convertido de repente en un componente social activo. Internet pone de relieve cómo no sólo ha cambiado la tecnología; hemos cambiado también nosotros. “ La percepción de una imagen en Internet es posible gracias a una comunidad que la percibe y la juzga mediante un sistema comunicativo inmaterial, mediante coordenadas culturales que dan cuenta de los cambios producidos en la sociedad contemporánea.”9

Internet nos ofrece nuevas formas de comunicación, producción y comercialización. Una de sus principales características, es la propiedad de ser “colaborativa”: los datos que circulan por ella pueden compartirse. Esta dinámica abarca también a la fotografía que está en la red, donde todos podemos exhibir nuestras fotos y ver las de los demás. Hoy, más que nunca, podemos conocer el trabajo de innumerables fotógrafos de todo el mundo o dar a conocer el nuestro; sólo hay que saber buscar y saber hacerse encontrar. En el ámbito de los medios digitales, existe una comunidad muy ágil y joven. Se mezclan en este entorno creativo de diseño, cultura de Internet, arte…, configurando una comunidad autosuficiente en la que cada miembro puede reconocerse a sí mismo. En definitiva, Internet además de darnos la posibilidad de un acceso a la información nunca antes imaginado, nos da la oportunidad de participar activamente en esta dinámica. “ […] Si los medios a través por los cuales se expresa el arte no se expanden, de forma casi mágica, encuentra nuevos cauces […]”10

El presente nos reclama constantemente nuevas formas de sentir :Internet, las redes sociales, las imágenes sintéticas… Como ya dijo Wassily Kandinsky “Cualquier creación artística es hija de su tiempo y madre de nuestros sentimientos. Igualmente, cada periodo cultural produce un arte que le es propio y que no puede repetirse.”11

La fotografía como recurso de infinitas posibilidades es algo que nunca va a dejar de existir y los adelantos tecnológicos lejos de dejar obsoleta esta forma de expresión contribuyen a que cada vez más personas tengan acceso a esta herramienta.
Todos sentimos una gran fascinación por los nuevos medios. Cuando ésta se desvanezca, prestaremos menos atención a la tecnología y más a aquello que nos permite hacer. El arte digital es diverso y sorprendente. Define una época en la que, nuestra percepción de la realidad ha cambiado y esto afecta a nuestro concepto de identidad humana. Define la época en la que vivimos.

1 Montxo Algora, “Maquinas y almas, arte digital y nuevos tiempos”, Catálogo de la exposición “Maquinas y almas”, Madrid, Bancaja, 2008, Pág. nº 13.

2 Roy Ascott, “El arte sincrético y le tecnología de la conciencia”, Catálogo de la exposición “Maquinas y almas, arte digital y nuevos tiempos”, Madrid, Bancaja, 2008, Pág. nº 37.

3 Rebecca Alen, “Arte y realidad en un mundo liminar”, Catálogo de la exposición “Maquinas y almas, arte digital y nuevos tiempos”, Madrid, Bancaja, 2008, Pág. nº 42.

4 Michael Rush, “Nuevas expresiones artísticas a finales del siglo xx”, Barcelona, Ediciones Destino, 2002, Pág. nº 168.

5 Michael Rush, “Nuevas expresiones artísticas a finales del siglo xx”, Barcelona, Ediciones Destino, 2002, Pág. nº 170.

6 Joan Fontcuberta, “El beso de Judas”, Barcelona, Ed G.G, 1997, Pág. nº161.

7 Rebecca Alen, “Arte y realidad en un mundo liminar”, Catálogo de la exposición “Maquinas y almas, arte digital y nuevos tiempos”, Madrid, Bancaja, 2008, Pág. nº 42.

8 Joan Fontcuberta, “El beso de Judas”, Barcelona, Ed G.G, 1997, Pág. nº147.

9 Gianni Romano, “Estrategias del arte en la red”, Lápiz nº 168, Año: XX, Pág. nº 49.

10 Montxo Algora, “Maquinas y almas”, Catálogo de la exposición “Maquinas y almas, arte digital y nuevos tiempos”, Madrid, Bancaja, 2008, Pág. nº 11.

11 Montxo Algora, “Maquinas y almas”, Catálogo de la exposición “Maquinas y almas, arte digital y nuevos tiempos”, Madrid, Bancaja, 2008, Pág. nº 14.

Anika Sancho Alfonso
Huesca, España

-FORMACIÓN ACADÉMICA: 2009-2012: Estudios superiores de Fotografía Artística en la Escuela de Artes de Huesca. 2007-2008: Cursado 3o de Licenciatura de Historia del Arte en la Universidad de Paris 1, Sorbona. 2004-2007: 1er ciclo de Licenciatura de Historia del Arte en la Universidad de Zaragoza.
-FORMACIÓN COMPLEMENTARIA: Noviembre 2012: Curso Técnico de laboratorio Digital, Centro de Tecnologías Avanzadas de Zaragoza, (75 horas) Septiembre 2012: Curso Representación y recreación del álbum familiar: el archivo autobiográfico. Alumna becada.(20 horas, ponentes de la talla de Joan Fontcuberta) Mayo 2008: Curso de fotografía analógica en el espacio Saint-Cipryen de Toulouse.
-IDIOMAS: INGLÉS: Nivel alto en expresión oral y escrita. FRANCÉS: Nivel muy alto en expresión oral y escrita.
-EXPERIENCIA PROFESIONAL: -FOTOGRAFÍA: -Marzo 2012: Reportaje gastronómico “Las estrellas Michelin” (Restaurante Lillas Pastia y Las Torres). Cliente: Loher publicidad. -Octubre-diciembre 2011: Empresa: Miquel Gonzalez Photography, Alkmaar, Holanda. Puesto: asistente de fotografía. -Octubre 2004- Febrero 2004: Realización del documental de la artista Margó Venegas. Puesto: Producción, realización y edición. -Freelance: Reportaje social (bodas, comuniones y fotografía infantil), Arquitectura e interiorismo. -Exposiciones: “Graduados 2010”, Centro de Historia de Zaragoza. “Postales desde el Limbo”, Museo Provincial de Zaragoza. “Asapme”, Centro cultural El Matadero, Huesca. “Arte y en botella”, Jaca 2011. 1º Edición Festival de Artes Plásticas “Micro”,Ayuntamiento de Huesca.

Comentarios